Última hora

Última hora

Mohamed El Baradei, el hombre que no encontró armas en Irak en 2003

Leyendo ahora:

Mohamed El Baradei, el hombre que no encontró armas en Irak en 2003

Tamaño de texto Aa Aa

Es la novena vez que la ONU es recompensada por el Comité Nobel, ya sea directamente, como en 2001, o a través de sus agencias. Premiar el compromiso anti-nuclear coincidiendo con los grandes aniversarios de Hiroshima y Nagasaki forma parte de una tradición no escrita. 60 años después de los bombardeos, Mohamed El Baradei y su Organismo Internacional de la Energía Atómica se han hecho con el prestigioso galardón.

El 5 de junio de 1997, el egipcio sucedió al frente del organismo al sueco Hans Blix. Desde entonces, trabaja sin descanso por la no-proliferación nuclear a través del mundo. Como tarjeta de presentación, una independencia no siempre apreciada por Estados Unidos. Por ejemplo, en 2003. Tras su viaje a Bagdad, el primero de un presidente del OIEA, intentó convencer a Washington de que el régimen de Sadam no escondía armas de destrucción masiva: “No hemos encontrado pruebas que determinen que Irak está desarrollando armas nucleares prohibidas. La experiencia de la agencia en este terreno demuestra que gracias a nuestros sistemas de verificación podemos determinar la presencia o ausencia de programas nucleares aunque no se dé una cooperación plena por parte de los estados inspeccionados” Para el gran público, el organismo que preside forma parte de una agencia de la ONU de la que sólo se oye hablar cuando hay crisis graves, como el accidente de Chernóbil en el 86, el descubrimiento del programa nuclear iraquí en el 91 o, recientemente, el dossier iraní. Doctor en derecho internacional, Baradei fue durante 20 años diplomático al servicio de Naciones Unidas, una formación que sigue utilizando en su trabajo cotidiano. “Diplomacia y verificación dice a menudo, funcionan bien si marchan al unísono” El Nobel de la paz 2005 no ha contentado a todos por igual. Numerosas organizaciones hostiles a la energía atómica han tildado la decisión del Comité de política y engañosa. Greenpeace, por ejemplo, considera que es un premio problemático, debido al doble papel de gendarme y de promotor nuclear del organismo galardonado. 2.52