Última hora

Última hora

Calles desiertas en Bagdad la jornada previa al referéndum constitucional

Leyendo ahora:

Calles desiertas en Bagdad la jornada previa al referéndum constitucional

Tamaño de texto Aa Aa

La población iraquí vive su jornada previa a referéndum constitucional convocado para mañana sabado entre espectaculares medidas de seguridad destinadas a evitar posibles ataques de la insurgencia. Medidas perfectamente visibles en la capital, donde para empezar se le ha dicho a la población civil que evite, en lo posible, cualquier desplazamiento. Las calles están desiertas pese a ser viernes, día sagrado para los musulmanes, y los únicos vehículos que circulan son los de las patrullas militares y policiales. La Carta Magna que consagra el federalismo de Irak, dos años y medio después de la caída de Sadam Husein, cuenta con el apoyo de la comunidad chií mayoritaria en Irak y de la kurda, celosa de su autonomía. Otra cosa son los suníes. Sólo el acuerdo por el que podrá enmendarse el texto una vez sea aprobado, explica un especialista en política iraquí, permite a parte de la comunidad suní aceptar el proyecto. “Hay que darles voz, no se puede dejarles al margen”, dice.

De hecho, sólo uno de los partidos árabes suníes, el Partido Islámico de Irak, se ha pronunciado a favor de la Consititución, lo que ha hecho que un centenar de sus miembros dimitiesen.