Última hora

Última hora

Cordones policiales en Rumanía para aislar los focos de la gripe aviar

Leyendo ahora:

Cordones policiales en Rumanía para aislar los focos de la gripe aviar

Tamaño de texto Aa Aa

Medidas profilácticas y de aislamiento extremas se aplican ya en Rumanía, a la espera de que mañana lunes expertos de la Organización Mundial de La Salud establezcan junto con las autoridades sanitarias rumanas otras vías de acción para impedir la infección del virus de la gripe aviar en humanos. De momento, se trata de frenar la extensión del agente patógeno. Más cincuenta mil aves han sido sacrificadas y las zonas donde han aparecido focos del virus están cerradas por cordones policiales. Bucarest está dispuesto a sacrificar su sector avícola, sustento de muchas familias rumanas pero también campo de acción del virus, que en Asia ya ha acabado con 150 millones de aves y que ha causado la muerte de 60 personas. Los Laboratorios Veterinarios de Weybrigde, en el sur del Reino Unido, confirmaron ayer que se trata de la misma cepa del virus que la del sureste asiático. Es decir, la más patógena y mortal, el tipo H5N1. De momento se han confirmado dos focos y un tercero está bajo sospecha. Todos ellos localizados en el Delta del Danubio, una de las zonas húmedas más grandes de Europa, que durante el invierno recibe a más de dos millones de aves migratorias. Y de estas aves, pasa a las domésticas. Así llegó el virus también a Turquía. Entre tanto, en las farmacias de medio mundo se ha agotado el antiviral “Tamiflu”, recomendado por la Organización Mundial de la Salud para luchar contra una posible expansión entre humanos de la gripe aviar.