Última hora

Última hora

Yunichiro Koizumi resucita los fantasmas del imperialismo nipón

Leyendo ahora:

Yunichiro Koizumi resucita los fantasmas del imperialismo nipón

Tamaño de texto Aa Aa

Desafiando a todos los que le critican dentro y fuera del país, el primer ministro japonés, Yunichiro Koizumi, ha visitado por quinta vez el templo de Yasukuni, símbolo del nacionalismo nipón, donde se rinde culto a dos millones y medio de caídos en combate. Una visita cargada, una vez más, de polémica e importantes medidas de seguridad.

Desde la prensa y sectores de la sociedad japonesa se dice que la victoria aplastante del partido de Koizumi en las elecciones del 11 de septiembre está dando alas a los sectores más nacionalistas de su formación. Para añadir más leña al fuego de la polémica, el ministro de Interior nipón acaba de declarar que Japón es un país “de una sola raza”. En China, Corea, Taiwán y otros países asiáticos que sufrieron el yugo colonial nipón, las visitas de Koizumi a Yasukuni son consideradas una afrenta, pues para ellos este templo representa el imperialismo japonés de la primera mitad del siglo XX. Es de esperar que las ya difíciles relaciones de Japón con China se vuelvan a tensar a raíz de estos acontecimientos. Unas relaciones que alcanzaron su punto más bajo en décadas el pasado abril cuando miles de chinos participaron en encendidas protestas antijaponesas.