Última hora

Última hora

Dujail no perdona a Sadam Hussein

Leyendo ahora:

Dujail no perdona a Sadam Hussein

Tamaño de texto Aa Aa

Dujail no olvida. Veintitrés años después las heridas siguen abiertas. Hay demasiado dolor y la población pide la pena de muerte para Sadam Husein. El proceso contra el ex dictador iraquí ha rescatado del olvido colectivo el dolor sufrido por los chiíes de esta localidad, situada a 50 kilómetros al norte de Bagdad.

En julio de 1982, Sadam Husein sufrió en este pueblo un atentado fallido. La venganza fue brutal. Helicópteros y tropas de combate arrasaron casas y cultivos. Más de 1500 personas fueron detenidas y torturadas. Mujeres y niños pasaron años en campos de concentración en el desierto. 143 hombres fueron ejecutados. “Treinta y cinco miembros de mi clan fueron ejecutados y muchos acabaron en prisión. Algunos de ellos fueron puestos en libertad en 1986, pero otros nunca volvieron”, afirma un hombre. El dolor y la rabia emanan de las palabras de otra mujer del pueblo, que vio cómo siete de sus hermanos eran ejecutados:“Quiero que se haga justicia. Quiero que Sadam sea ejecutado siete veces”, dice. Saleh Kadhim también espera mucho de este juicio. A sus 72 años y ciego, vive para recordar a los cuatro hijos que le robó la venganza sangrienta de Sadam Hussein.