Última hora

Última hora

División e insatisfacción en Irak tras la primera sesión del juicio a Sadam

Leyendo ahora:

División e insatisfacción en Irak tras la primera sesión del juicio a Sadam

Tamaño de texto Aa Aa

Irak vive el día después al comienzo del juicio contra Sadam Husein con un cierto sentimiento de insatisfacción. La prensa celebra el acontecimiento con grandes titulares como “¡Ejecutad a Sadam!” o “El carnicero de Irak tras los barrotes”. Sin embargo, para muchos chiíes y kurdos el juicio no pasa de ser una pantomima innecesaria para acabar condenando a muerte a un cruel ex dictador. “Si fuera cualquier otro ciudadano iraquí, ya le hubieran ejecutado seis veces. Pero como es Sadam le dan un tratamiento especial”, dice un bagdadí. “Ha sido una farsa, no entendíamos nada. No es un juicio justo. Si lo fuera Sadam ya habría sido sentenciado a muerte. Exigimos la ejecución de Sadam”, añade otro. Pero para otros iraquíes, suníes sobre todo, el proceso es ilegal e ilegítimo.“Es un juicio falso. Es absurdo que los que colaboran con las tropas de ocupación estadounidenses tengan el derecho de juzgar a un ciudadano iraquí”. En todo caso, lejos de contribuir a fortalecer la unidad del país, el juicio a Sadam Husein está acentuando las divisiones. El proceso, cuya primera sesión los iraquíes y el mundo entero pudieron seguir este miércoles por televisión, ha quedado suspendido hasta el próximo 28 de noviembre. Antes ha habido tiempo de ver a un Sadam Husein avejentado, aunque combativo, que negó toda autoridad al tribunal que le juzga y se declaró inocente de los cargos.