Última hora

Última hora

El presidente armenio, Robert Kotcharian ha recibido a EuroNews en Bruselas

Leyendo ahora:

El presidente armenio, Robert Kotcharian ha recibido a EuroNews en Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

donde ha viajado para negociar la cooperación de su país con la UE en el marco de los Acuerdos Europeos de Vecindad. Armenia, una de las tres repúblicas del Cáucaso meridional, está prácticamente aislada de los países limítrofes. Las fronteras con Turquía y Azerbaiyán están cerradas, y el paso através de Georgia limitado a causa del conflicto de Abjasia.

EuroNews: Sus vecinos de Georgia han anunciado claramente sus ambiciones europeas. ¿También Armenia se ve un día formar parte de la Unión Europea? R. Kotcharian: “Yo creo que participar plenamente en el programa de política europea de vecindad propuesto por la Unión Europea sería mucho más práctico. Además, la misma Unión Europea tiene dificultades para decidir hasta dónde va a ampliarse, hasta dónde llevará sus fronteras orientales. Yo prefiero ser realista y hablar de cosas concretas que pueden ser realizadas actualmente. Que los políticos armenios de las próximas generaciones decidan hacia dónde se encaminará Armenia en el futuro.” EuroNews: Las antiguas repúblicas soviéticas, actualmente países independientes, tienen diferentes prioridades en sus relaciones con Rusia y entre ellas. ¿Cuáles son las prioridades de Armenia? R. Kotcharian: “Tras el desmembramiento de la Unión Soviética se estableció una nueva situación geopolítica en el espacio postsoviético. Y el proceso de adaptación a esta nueva situación no ha terminado completamente. En el plano militar y económico, Rusia es el Estado más poderoso de esta región. Para nosotros, Rusia es un socio clave, estratégico, pero no vemos ningún inconveniente en construir y profundizar las relaciones con otros Estados, incluidos los de la Unión Europea, Estados Unidos o Irán. Es decir, lo que sucede es un proceso normal, un proceso de búsqueda de nuevos puntos de referencia en una situación nueva, sin por ello olvidar los vínculos que desarrollaron generaciones precedentes. También está la cuestión de nuestros lazos espirituales con Rusia, que siguen siendo muy estrechos, y en mi opinión sería una pena perderlos”. EuroNews: Usted conoce el problema de Nagorno Karabaj desde dentro. Usted dirigió la defensa de Nagorno Karabaj y fue primer ministro y presidente. En su opinión, ¿Cuáles son las perspectivas de arreglar el conflicto en la región? R. Kotcharian: “Las negociaciones activas continuan, yo las calificaría de movimiento positivo. Pero el carácter de esas negociaciones es confidencial y no puedo darle detalles. Sin embargo, me gustaría explicarle el punto de vista armenio sobre el problema: durante el desmembramiento de la Unión Soviética la gente de Nagorno Karabaj aplicó su derecho a la autodeterminación, respetando todas las normas jurídicas y democráticas por referéndum. La existencia de la República de Nagorno Karabaj es innegable, por tanto, hay que pensar de que forma se le puede dar al pueblo la posibilidad de integrar la comunidad internacional”. 5.16EuroNews: Al entrar en el Consejo de Europa, Armenia y Azerbaiyán se comprometieron a buscar una solución negociada para el problema de Nagorno Karabaj, sin embargo, ambos países están aumentando considerablemente sus gastos militares. ¿No cree que es un poco contradictorio? R. Kotcharian: “No hay duda de que existe una cierta contradicción, aunque le propondría que valorase ese aumento no basándose en cifras reales, sino proporcionalmente al presupuesto de cada país. Pero más peligrosa aún es la retórica que emplea Azerbaiyán: nosotros tenemos los ingresos del petróleo, somos capaces de aumentar nuestro presupuesto militar hasta que la balanza se incline de nuestro lado y podamos resolver el asunto mediantes las armas. Esa es la retórica peligrosa, no la suma gastada” EuroNews: El 3 de octubre la Unión Europea abrió oficialmente las negociaciones de adhesión con Ankara. ¿Cuál es la posición de Armenia sobre la eventual entrada de Turquía en la UE? R. Kotcharian: “Tenemos sentimientos divididos. Por un lado, el proceso de adhesión exigirá de Turquía reformas muy serias de la sociedad turca. Eso me parece muy positivo. Pero también hay una cosa negativa de la que me gustaría hablar; es la primera vez que se abren negociaciones con un país que bloquea a su vecino, que no está dispuesto a reconocer páginas negras de su historia. Eso debería preocupar a la gente, y a los europeos en primer lugar. ¿Sabe?, sin la capacidad de pedir perdón, la creación de la Europa de hoy en día habría sido imposible.” Euronews: Señor presidente, ¿Qué opina de la reciente resolución del Parlamento europeo que exige a Turquía que reconozca el genocidio armenio? ¿Cómo se recibió la noticia en Armenia? R. Kotcharian: “Muy positivamente. Y no sólo en Armenia, también la diáspora armenia ha manifestado su satisfacción. Sólo lamentamos que esa decisión del Parlamento Europeo no sea obligatoria para la Comisión Europea” EuroNews: Muchas gracias, señor presidente. R. Kotcharian: “Gracias a ustedes”.