Última hora

Última hora

EEUU intenta impedir que combatientes extranjeros entren en Irak desde Siria

Leyendo ahora:

EEUU intenta impedir que combatientes extranjeros entren en Irak desde Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Una lluvia de bombas ha caído sobre la provincia de Anbar, en el oeste de Irak, donde el Pentágono trata de extender una “cortina de acero” que impida el paso de combatientes extranjeros a través de Siria. En la ofensiva participan unos dos mil quinientos marines y un millar de soldados iraquíes. Aunque el objetivo es restaurar las seguridad a lo largo de la frontera, los combates se desarrollan en las proximidad de Husayba, una ciudad clave para controlar el volátil valle del Eufrates y para desalojar a la red local de Al-Qaeda. La operación “cortina de acero” también persigue calibrar la capacidad del ejército iraquí para hacer frente a la insurgencia. Washington no ve el momento de poder aligerar su presencia militar en Irak, donde mantiene casi ciento sesenta mil soldados. No es la primera vez que el ejército estadounidense ataca Husayba, una localidad de unos treinta mil habitantes que muestra a cielo abierto las heridas que dejó una ofensiva el mes pasado.