Última hora

Última hora

Las noches se han convertido en un infierno en Francia en una ola de violencia imparable

Leyendo ahora:

Las noches se han convertido en un infierno en Francia en una ola de violencia imparable

Tamaño de texto Aa Aa
Un auténtico infierno, en eso se han convertido las noches en los suburbios de las ciudades francesas. La pasada madrugada se batieron todos los récords: 1.300 vehículos quemados por grupos de jóvenes que se enfrentaron en algunas ocasiones a las fuerzas del orden con bates de beisbol. Esos jóvenes no dudaron en incendiar también almacenes, edifios públicos y escuelas en una ola de violencia que se está esparciendo por toda la geografía francesa y que va a más noche tras noche. Esta será ya la undécima. Una vez más surge la pregunta: “¿Qué va a pasar?”. La policía detuvo la pasada madrugada a más de 350 personas, pero el descubrimiento de un taller de fabricación de cócteles molotov ha inquietado. Aunque no haya una coordinación nacional, sí parece que hay cierta organización entre grupos. La tensión es enorme sobre todo para los residentes de esos barrios marginados. Su miedo es fundado. Su frustración enorme. Son los más desfavorecidos y quienes sufrían los avatares del paro, la pobreza y la marginación. Ahora también padecen incedios y destrozos en sus pocas pertenencias e infraestructuras.