Última hora

Última hora

El toque de queda reduce la violencia en barrios marginados franceses

Leyendo ahora:

El toque de queda reduce la violencia en barrios marginados franceses

Tamaño de texto Aa Aa

La violencia urbana cae en picado en Francia tras la autorización del gobierno a decretar el toque de queda en los barrios más afectados. Anoche, cuando aún no había entrado en vigor esta medida excepcional rescatada de la época de la guerra de Argelia, ardieron 617 vehículos, poco más de la mitad que la noche anterior. También se realizaron 280 detenciones, 50 menos que la víspera.

El descenso de la violencia ha sido muy notable en la periferia de París, pero se ha recrudecido en barrios marginados de otras ciudades, como Lyon o Toulouse. Amiens, una ciudad del norte de Francia de unos 135.000 habitantes, ha sido la primera en decretar el toque de queda, que permite castigar con hasta 2 meses de cárcel a quien lo quebrante e imponer una multa de casi 4.000 euros. Entrará en vigor esta noche y el jefe de la policía local está convencido de que será muy efectivo. De hecho, tres de cada cuatro franceses están de acuerdo con las medidas excepcionales acordadas por el ejecutivo. El ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, se juega gran parte de sus aspiraciones presidenciales en esta crisis y no pasa un día sin que visite las zonas afectadas. Anoche transmitió su confianza a un grupo policías de Toulouse para explicarles qué espera de ellos. La explosión de violencia de barrios marginados de diversas ciudades francesas en los que viven hijos y nietos de inmigrantes comenzó hace 13 días, tras la muerte de dos adolescentes que se refugiaron en un transformador eléctrico mientras huían de la policía.