Última hora

Última hora

China afirma que el vertido está bajo control

Leyendo ahora:

China afirma que el vertido está bajo control

Tamaño de texto Aa Aa

La naturaleza hace poco a poco su trabajo en el río Songhua tras y poco a poco limpia las más de 100 toneladas de benceno que se escaparon de una planta petroquímica de Jilin, al noreste, el pasado día trece. La concentración de este hidrocarburo cancerígeno ha pasado a ser dos veces superior a lo admisible en vez de las treinta veces que se registraban ayer en la ciudad china de Harbin.

Sin embargo la lengua contaminante, de ochenta kilómetros de largo continúa avanzando ralentizada por las aguas heladas hacia la frontera rusa, donde llegará en los próximos días. Las autoridades locales afirman tener la situación bajo control y pretenden limpiar los restos contaminantes gracias a toneladas de carbón activo y el Gobierno de Pekín ha enviado a decenas de expertos y ha anunciado que castigará a los responsables. Pero las organizaciones ecologistas advierten del impacto que puede tener el vertido en toda la cadena alimentaria y medioambiental de la zona. Además aumenta la desconfianza entre la población debido a la falta de información por parte del gobierno de Pekín en los primeros días de la catástrofe. Los ciudadanos de Harbin afrontan el cuarto día consecutivo sin agua potable. Un habitante de la ciudad incluso ha denunciado en los juzgados a la empresa estatal Petrochina, algo poco habitual en este país.