Última hora

Última hora

EEUU franquea la barrera de las 1.000 ejecuciones

Leyendo ahora:

EEUU franquea la barrera de las 1.000 ejecuciones

Tamaño de texto Aa Aa

La noche ha sido de 2vigilia por la vida” en los aledaños de la prisión de Raleigh, en Carolina del Norte, donde pasab sus últimas horas Kenneth Boyd. Condenado por el asesinato de su esposa y su suegro hace diecisiete años, Boyd pasará a la historia por ser el preso número 1000 ajusticiado en Estados Unidos desde que se restableció la pena de muerte en 1976. Su última esperanza el perdón del gobernador se esfumó anoche. La ejecución 1001 está prevista también para hoy en Carolina del Sur, donde Shawn Paul Humphries recibirá una inyección letal por el asesinato de un comerciante en 1994.

Curt Goering, de Amnistía Internacional, se queja con amargura de que en el país más rico y poderoso del planeta se sigan ejecutando personas para resolver problemas sociales. “Esto no refleja una sociedad que respete los derechos humanos, ni una sociedad civilizada”, concluye. Si superar la barrera del millar de presos ejecutados ha avivado el debate sobre la pena de muerte en Estados Unidos, en otros países, como Singapur, apenas hay controversia. Anoche murió en la horca un ciudadano australiano de origen vietnamita que había sido condenado por tráfico de drogas. El gobierno del país con el mayor indice de ejecuciones por habitante del mundo rechaza sistemáticamente todo tipo de peticiones de clemencia.