Última hora

Última hora

El gobierno francés pide perdón por el fiasco judicial del caso Outreau

Leyendo ahora:

El gobierno francés pide perdón por el fiasco judicial del caso Outreau

Tamaño de texto Aa Aa

El Estado francés se deshace en disculpas ante las víctimas del caso Outreau, uno de los mayores fiascos judiciales de su historia. Ayer fueron absueltas 6 de las 14 personas que fueron injustamente acusadas en un polémico juicio contra una red inexistente de pederastia. Una de ellas se suicidó en prisión antes de que tuviera lugar el proceso. Las otras 7 fueron absueltas el año pasadado.

Todos eran vecinos de Outreau (en el norte de Francia) y sus vidas han quedado hechas jirones por culpa de una inexplicable cadena de errores judiciales que infló sin mesura lo que en realidad era un caso de incesto familiar: una pareja abusó de su hijos así como dos vecinos, con su consentimiento. Estas 4 personas fueron condenadas y no recurrieron la sentencia. El padre Dominique Wiel, absuelto, se expresaba así: “Es un momento de felicidad que disfruto plenamente, junto a los demás. Un momento que nunca debería haber llegado, porque todo esto, los 4 años de sufrimiento, no habrían existido si hubiesemos tenido una justicia razonable”. Los 13 absueltos han permanecido unidos en todo momento. El primer ministro francés, que quiere reunirse con ellos, ha prometido que se sancionaran los errores cometidos: “Quiero expresar mi emoción ante un drama tan grande debido a un error judicial decía Dominique de Villepin y quiero reconocer en nombre del gobierno y del Estado el error cometido. Quiero decírselo a quienes han sido injustamente acusados y hoy han sido declarados inocentes, a sus allegados, a sus familias”. Pero casi todas las familias han quedado destrozadas por un drama creado por unas acusaciones falsas que la policía puso en dudo pero a las que dio toda credibilidad el joven y “ambicioso” juez que asumió el caso. Varios de los acusados perdieron la custodia de sus hijos y sólo uno de los implicados sigue unido a la pareja sentimental que tenía cuando estalló el escándalo.