Última hora

Última hora

Europa-EEUU: dos concepciones de la lucha antiterrorista

Leyendo ahora:

Europa-EEUU: dos concepciones de la lucha antiterrorista

Tamaño de texto Aa Aa

La supuesta existencia de centros de detención de la CIA en Europa ocupa las portadas de los principales periódicos del Viejo Continente. En muchos países parte de la opinión pública se pregunta si también sus aeropuertos fueron utilizados por la Agencia de Inteligencia estadounidense para transportar detenidos.

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, que venía a Europa para estrechar los vínculos transatlánticos, se ve obligada a justificar en cada rueda de prensa la visión estadounidense de la lucha contra el terrorismo, como ayer, antes de comenzar la gira. “Muchos terroristas son extremadamente peligrosos, y algunos tienen información que podría salvar vidas, incluso miles de vidas. El sistema tradicional de la justicia penal o militar no está previsto para hacer frente al terrorismo del siglo XXI. Tenemos que adaptarnos” Desde los atentados del 11 de septiembre, Washington considera la amenaza cercana e inminente, por tanto todos los medios para protegerse son válidos, aunque haya que redefinir la legalidad. En Europa la existencia de prisiones secretas en las que no se presentan cargos contra los detenidos es ilegal. Usar aeropuertos europeos para el traslado de ese tipo de presos, también. El mes pasado, Rumanía, uno de los países sospechosos, se defendía de las acusaciones por boca de su presidente. “En Rumanía no existen esas instalaciones de la CIA y no vamos a aceptar que nadie nos acuse sin pruebas.” Las miradas acusadoras se dirigen sobre todo a los países de Europa central que enviaron tropas a Irak. En la lista negra de sospechosos ADEMÁS DE RUMANÍA, Hungría, Polonia y Bulgaria. En medio de la polémica, el comisario de Justicia europeo recuerda los principios del derecho comunitario. “Si se demuestra que un País Miembro o un candidato ha permitido que se creen estructuras de detención ilegales en su territorio, nos veríamos en la obligación de denunciar la violación del Tratado” Dicho de otra forma; países como Rumanía verían comprometido su sueño europeo,mientras que otros como Polonia que son ya parte del club de los 25 podrían perder el derecho a voto en el Consejo.