Última hora

Última hora

Australia: tercera noche de violencia racial en Sydney

Leyendo ahora:

Australia: tercera noche de violencia racial en Sydney

Tamaño de texto Aa Aa

Sydney se inflama de violencia racial, mientras las autoridades ordenan un despliegue policial sin precedentes desde los Juegos Olímpicos. En la ciudad australiana cunde el caos, por tercera noche consecutiva. Sus calles son un campo de batalla entre grupos de jóvenes de apariencia árabe, la mayoría de origen libanés, y australianos blancos, “surferos” y militantes de grupos de extrema derecha. A golpe de bate de béisbol y barras de acero destruyen coches y comercios.

El Parlamento del Estado de Nueva Gales del Sur ha decretado más poderes para la policía y penas de 15 años de cárcel para los responsables de disturbios. El consumo de alcohol podría ser prohibido y los locales públicos cerrados. Se trata de acabar con una situación que el Ministro de Policía australiano ha comparado al Berlín de 1930. Todo comenzó el domingo en la playa de Cronulla. Cinco mil personas, muchas de ellas en estado de embriaguez, acudieron a una convocatoria realizada a través de mensajes “sms” de carácter racista para protestar contra la agresión de dos socorristas presuntamente por personas de origen libanés. Sobre la playa ondeaban las banderas australianas, mientras los jóvenes lanzaban proclamas racistas contra los “libaneses y negros”. “No sois bienvenidos. Es nuestro país. Largaros de aquí”, decía uno. “Este es el país que levantaron nuestros abuelos. No queremos a esos libaneses. No van a robarnos nuestro país”, añadía otro. La manifestación degeneró. Los jóvenes atacaron a policías y personas de apariencia árabe. La noche siguiente se desataron las represalias.