Última hora

Última hora

Bush entona un "mea culpa" a medias por la guerra en Irak

Leyendo ahora:

Bush entona un "mea culpa" a medias por la guerra en Irak

Tamaño de texto Aa Aa

La estrategia de comunicación emprendida por la Casa Blanca da sus frutos. Este miércoles George Bush asumía desde Washington la responsabilidad por la invasión de Irak, en el cuarto discurso consecutivo de una serie con la que pretende explicar los motivos de la guerra a la opinión pública de su país.

“Cuando tomamos la decisión de entrar en Irak, muchos servicios de inteligencia de todo el mundo juzgaron que Sadam tenía armas de destrucción masiva”, decía en un centro de estudios de Washington. “Esto lo compartían servicios de inteligencia de países que no apoyaron mi decisión de derribar a Sadam. Es cierto que muchos de los datos eran erróneos. Como presidente soy responsable por la decisión de entrar en Irak, pero también soy responsable de haber arreglado lo que fue mal, reformando los servicios de inteligencia”, prosiguió el presidente estadounidense. Asunción de responsabilidades, pero inquebrantable defensa de la decisión de entrar en Irak, centrándose en la necesidad de derribar a Sadam Husein. En un momento de su alocución explicaba que no fue Estados Unidos sino Sadam Husein quien eligió la guerra. Sobre las elecciones, pide paciencia y ha afirmado que el gobierno iraquí será la única democracia constitucional en el mundo árabe. Desde que comenzó esta serie de discursos, el presidente Bush ha remontado en las encuestas que miden el grado de apoyo de los estadounidenses a su gestión en Irak. En poco más de un mes, los ciudadanos que no respaldan su actuación han pasado del 63 por ciento al 59 por ciento y el porcentaje de quienes la apoyan se ha incrementado del 35 por ciento al 39 por ciento.