Última hora

Última hora

La PAC en el ojo del huracán

Leyendo ahora:

La PAC en el ojo del huracán

Tamaño de texto Aa Aa

Corren malos tiempos para la Política Agrícola Común. Dentro y fuera de Europa, la PAC es blanco de críticas y ataques. Los más virulentos proceden del Reino Unido, que aboga por el abandono de una política que tachan de “obsoleta”.

Un punto de vista que no comparte el director del Instituto de Estudios Europeos de Bruselas, Paul Magnette. “La política agrícola está en reforma permanente y su presupuesto disminuye constantemente, de año en año. Es y seguirá siendo probablemente una de las principales políticas europeas, porque lejos de ser una política del pasado, para la agricultura actual es una política de modernidad y desarrollo tecnológico, responsable de las nuevas normas de calidad, de seguridad alimentaría y de los nuevos modos de producción” Londres considera sin embargo que la PAC favorece a un número limitado de países, como Francia, y priva a otros, como el Reino Unido, de fondos vitales para otros sectores. Los agricultores franceses son efectivamente los principales beneficiarios de los fondos de la PAC, seguidos por españoles, alemanes e italianos, aunque Londres también recibe su parte. Pero también las cifras están sujetas a las interpretaciones, señala John Palmer, del Centro de Política Europeo. “Por supuesto, si se calculan los beneficios por agricultor, los británicos perciben muchas más ayudas que sus colegas franceses, ¿por qué? porque los agricultores británicos son propietarios de grandes latifundios, los mayores de Europa, algunos pertenecen a la familia real, a la aristocracia, pero como son poco numerosos, el flujo total de ayudas es menor” Londres se dice dispuesto a renunciar a su famoso cheque, pero sólo previa reforma de la PAC, algo improbable al menos a corto plazo según Jorge Nuñez, analista del Centro Europeo de Estudios Políticos. “Yo llamo a la PAC el cheque francés, un poco para provocar, pero de hecho, tiene el mismo efecto, porque beneficia a París. Francia recibe una cantidad desproporcionada si se tiene en cuenta que es uno de los países más ricos” En 2002, todos los Estados Miembros aceptaron mantener la actual política agrícola común hasta al menos 2012, pero la Ampliación ha cambiado las cosas; nadie está dispuesto a garantizar que los 25 van a esperar hasta esa fecha para iniciar la reforma.