Última hora

Última hora

Nueva York: Devastadora huelga de transportes antes de Navidad

Leyendo ahora:

Nueva York: Devastadora huelga de transportes antes de Navidad

Tamaño de texto Aa Aa

Nueva York es hoy escenario de un maratón con un número record de participantes involuntarios; una huelga casi total de transportes ha provocado imágenes insólitas en la Gran Manzana desde hace 25 años. El Sindicato de Trabajadores del Transporte decretó esta madrugada un paro indefinido al ver rechazadas sus principales exigencias sobre aumentos salariales, jubilaciones y seguros médicos. El presidente del sindicato anunció el comienzo del movimiento.

“Ciudadanos de Nueva York, esta es una lucha para conseguir que el trabajo duro sea remunerado con una jubilación decente. Es una lucha contra la erosión o laeventual eliminación de la cobertura médica para los profesionales del transporte en Nueva York” El paro afecta a todas las líneas de autobús y metro, utilizadas a diario por más de siete millones de personas. Las estadísticas dan una medida de cómo la situación está afectando a los habitantes de la Gran Manzana: mientras el 85 por ciento de los estadounidenses van en coche al trabajo, cuatro de cada cinco neoyorkinos utilizan los transportes públicos. Sin embargo, muchos comprenden la iniciativa. “Por un lado es fastidioso,dice esta joven porque me complica, nos complica a todos el trayecto hasta el trabajo, pero por otro lado, entiendo que los trabajadores tienen sus derechos y deben luchar por ellos” En plenas fiestas navideñas, el paro podría causar pérdidas de hasta 400 millones de dólares diarios. El Ayuntamiento ha diseñado varios planes para evitar embotellamientos. Por ejemplo, ha prohibido acceder a la isla a los coches con menos de cuatro pasajeros. El Alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha tachado el movimiento de ilegal y sin esconder su furia lo ha calificado de “tentativa cobarde de chantaje” “Los miembros del Sindicato ha dicho están violando la ley estatal que prohibe a los funcionarios declararse en huelga. Voy a demandar a los huelguistas y pediré indemnizaciones” La decisión puede costar al sindicato multas de hasta 25 mil dólares por día de paro. Sin embargo, hecho bastante insólito en Estados Unidos, el movimiento ha recibido el respaldo de sindicatos de otros sectores. La última huelga de estas características tuvo lugar en 1980 y duró 11 días.