Última hora

Última hora

Los efectos de la guerra del gas entre Kiev y Moscú empiezan notarse en Europa

Leyendo ahora:

Los efectos de la guerra del gas entre Kiev y Moscú empiezan notarse en Europa

Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión Europea ya ha convocado una reunión de expertos el próximo miércoles para analizar las consecuencias del corte en el suministro ruso de Gas Natural a Ucrania.

Como todos los líderes europeos, el ministro de Economía polaco Piotr Wozniak transmitía un mensaje de calma a pesar de que el corte supone un 14 por ciento de consumo total del país: “No hay ninguna posibilidad de que los consumidores se vean afectados. Ya ocurrió algo similar en 2004 cuando Rusia cortó el suministro a Bielorrusia”, decía hoy ante la prensa. Los gobiernos europeos apelan a sus reservas de gas como garantía de que el conflicto no afectará a los consumidores, sin embargo, el suministro en países como Austria o Eslovenia, se está resintiendo sensiblemente. Hungría, por ejemplo, ha constatado una caída del suministro cercana al 40 por ciento. En las misma línea que su homólogo polaco, el ministro de Economía húngaro, Janos Koka, descartaba cualquier problema para los ciudadanos: “El aprovisionamiento de gas en Hungría está asegurado, nuestro nivel de reservas es suficiente para algunos meses. Ni la industria ni los consumidores están en peligro. Trataré la situación el miércoles en Bruselas”, explicó. Otros países que se abastecen del gas ruso como Italia o Rumanía aseguran que no han notado un descenso en el suministro, sin embargo, nadie puede prever qué ocurriría en el caso de un conflicto largo. El ministerio de Economía británico ya avanza que la “guerra del gas” puede tener un efecto en los precios de toda Europa.