Última hora

Última hora

Hamás en las elecciones palestinas

Leyendo ahora:

Hamás en las elecciones palestinas

Tamaño de texto Aa Aa

El movimiento de resistencia islámica Hamás concurre por primera vez a unaselecciones legislativas palestinas. Esta participación supone un giro en la estrategia de un grupo que hasta la fecha siempre había boicoteado cualquier iniciativa nacida de los acuerdos de Oslo.

Para un militante de la organización, participar en el proceso se trata del inicio de una nueva era. “Una era de reformas que transformará el sistema político palestino en un sistema multipartidista”, explica. Pero la entrada de Hamás en el tablero político palestino dificulta incluso las propias elecciones: Israel decidirá esta semana si prohíbe acudir a las urnas a los ciudadanos de Jerusalén Este precisamente debido a la participación de Hamás y para los palestinos no puede haber elecciones sin Jerusalén. Aunque el discurso de Hamás se ha suavizado sensiblemente desde que anunció su participación en los comicios, Israel argumenta que la esencia del movimiento no ha cambiado. Khaled Meshaal, líder de Hamás, lo niega: “Mostraremos a Estados Unidos, Israel y la Comunidad internacional que hemos aprendido la lección -hoy el pueblo palestino y todas las facciones unen la resistencia a la lucha política y social pero sin comprometer, sin abandonar, ni un milímetro de palestina” La entrada de Hamás es una paradoja complicada para Europa y Estados Unidos: es difícil ignorar la subida de un grupo clasificado como terrorista a la palestra política, pero tampoco es fácil prohibir su participación, si realmente se quieren celebrar unas elecciones libres. Javier Solana, responsable de exteriores de la UE comentaba hace dos semanas desde territorio palestino: “aquellos que quieran ser parte del proceso político deben aceptar que no es compatible tener un sistema democrático y continuar utilizando la violencia”. Pese a las advertencias por parte de la comunidad internacional, el apoyo a Hamás de cara a las legislativas continúa aumentando y se perfila como un serio candidato a ganar en los comicios, gracias en parte a la complicada situación por la que pasa Al Fatah. Una victoria que tendría consecuencias imprevisibles para la región.