Última hora

Última hora

Rusia y Ucrania llegan a un acuerdo para acabar con su crisis del gas

Leyendo ahora:

Rusia y Ucrania llegan a un acuerdo para acabar con su crisis del gas

Tamaño de texto Aa Aa

La crisis del gas entre Rusia y Ucrania ha terminado hoy con un final feliz para ambos Gobiernos. Ambos cantan victoria por un acuerdo que acaba con el bloqueo del suministro ruso a su vecino y el cruce de acusaciones que han hecho temblar a la UE ante una posible carencia de suministro.

Moscú consigue que se le paque el precio de mercado y Kiev un gas a precio sostenible para su economía. Los próximos cinco años, Rusia cobrará 230 dólares por mil metros cúbicos de su gas, pero una nueva empresa intermediaria mezclará ese gas con otro asiático más barato para que Kiev pueda comprarlo a 95 dólares. A cambio, Ucrania consigue aumentar su tarifa por el paso de ese gas por sus gaseoductos en casi un 50 por ciento. Por ellos pasa el 80 por ciento de las exportaciones rusas a Europa. Ese es uno de los puntos por los cuales muchos analistas inclinan la balanza del lado ucraniano, que consigue aumentar sus recetas, mantener el control de sus gaseoductos, cobrar por su uso en metálico y no en combustible y acceder a un gas más barato que la primera oferta rusa de 160 dólares. Sin embargo, otros analistas subrayan que Ucrania pierde todo control sobre su suministro. La nueva estructura que le proporciona el gas mezclado está controlada de facto por el Gobierno ruso. En cualquier caso, las exportaciones a la UE de gas ruso están garantizadas para gran tranquilidad de las autoridades europeas. En cuanto a Moscú, todavía tiene que lidiar con el caso de Moldavia, bastante similar, y ha dejado clara su posición frente a países que intentan salirse de su esfera de influencia.