Última hora

Última hora

La vida de Sharón sigue corriendo peligro. Está ingresado en Jerusalén

Leyendo ahora:

La vida de Sharón sigue corriendo peligro. Está ingresado en Jerusalén

Tamaño de texto Aa Aa

La vida de Ariel Sharón sigue corriendo peligro. El jefe de Ejecutivo israelí se encuentra internado en una habitación especialmente preparada para él en el hospital Hadasa de Jerusalén, en cuidados intensivos e inconsciente tras sufrir anoche una hemorragia cerebral.

Mientras numerosas personas se están acercando al centro hospitalario, numerosas informaciones no oficiales destacan que los daños cerebrales sufridos serían irreparables. El director del hospital confirmaba esta mañana que Sharón, quien tiene 77 años, se encuentra en estado grave pero estable y con constantes vitales normales, en lo que se refiere a su pulso y presión arterial. Durante la noche se le realizó una primera intervención quirúrgica de más de cinco horas, tras la cual no se consiguió detener la hemorragia. Tras otra operación de otras cinco horas, los médicos informaban del fin del derrame. Sharon fue hospitalizado de urgencia pasadas las 10 de la noche de ayer tras sentirse indispuesto. Poco después se confirmaba que había sufrido un nuevo ataque cerebral, más grave que el primero, ocurrido el pasado 18 de diciembre. Ese primer accidente vascular le retuvo en el hospital durante unos días y según los doctores no le había dejado secuelas aparentes, eso sí se detectó una malformación coronaria que era imprescindible operar. La intervención estaba precisamente prevista para este jueves. En la prensa, hoy, no se comprende cómo en esta segunda ocasión, ha sido trasladado de su residencia del desierto del Néguev al hospital en ambulancia y no en helicóptero. La brusca degradación del estado de salud del Primer ministro israelí llega en plena campaña electoral y un día después de que estallara un nuevo escándalo de corrupción que afecta a su familia.