Última hora

Última hora

Turquía bajo presión, mientras la gripe aviar puede haberse cobrado otra vida

Leyendo ahora:

Turquía bajo presión, mientras la gripe aviar puede haberse cobrado otra vida

Tamaño de texto Aa Aa

Aumenta la presión sobre Turquía para que tome todas las medidas posibles para frenar el avance de la gripe aviar, tras una nueva muerte y el anuncio de una mutación del virus, que facilitaría su transmisión a los seres humanos.

Una niña de Diyarbakir, en el sudeste turco, podría ser la cuarta víctima de la epizootia. Un extremo que los análisis aún no han confirmado. En Turquía, primer país con víctimas fuera de Asia, la gripe aviar se ha extendido rápidamente del este al oeste, y ya afecta a un tercio de sus 81 provincias. Además de las 3 víctimas mortales confirmadas, hay 18 infectados. La Unión Europea ha prometido a Ankara 4 millones de euros de los fondos de ampliación para 2007, para ayudarles a combatir el virus. La Comisión Europea dará otros 80 millones a los países afectados. “Nuestra filosofía es tratar el problema en su origen, ayudando a los países para que apliquen sus propias estrategias (…)”, ha afirmado la Comisaría de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner. A las campañas de información puestas en marcha por el gobierno turco se suman las advertencias desde los medios de comunicación para que la población evite todo contacto con aves. La psicosis nacional se ha visto acentuada con el anuncio de científicos británicos de que una de las tres víctimas mortales fue afectada por una mutación del virus H5N1, aún más peligrosa y que contagiaría más fácilmente a las personas. La Organización Mundial de la Salud ha llamado a la calma, recordando que, en todo caso, la gripe aviar no ha sufrido esa mutación que se teme la haga contagiosa de humano a humano.