Última hora

Última hora

Año nuevo, vida nueva para el Banco de Italia con su flamante gobernador Mario Draghi

Leyendo ahora:

Año nuevo, vida nueva para el Banco de Italia con su flamante gobernador Mario Draghi

Tamaño de texto Aa Aa

Tras meses de escándalos y turbulencias judiciales, este hombre de 58 años, elegido con amplio consenso político, acaba de estrenar un mandato de seis años al frente del Banco de Italia. Su tarea será rehabilitar el prestigio perdido de la institución monetaria durante la era de su predecesor Antonio Fazio.

Draghi, director del Tesoro Italiano durante una década y hasta diciembre vicepresidente europeo de la banca de negocios estadounidense, Goldman Sachs, no deberá ser el monarca de poderes discrecionales y cargo vitalicio que fue Fazio. La defensa de los intereses bancarios nacionales, impulsada a ultranza por Fazio, dejará de estar en el orden del día del Banco de Italia.

La primera operación que medirá la imparcialidad y el modernismo de Draghi será, como no, la incursión de bancos foráneos en el hermético mercado financiero transalpino.

La retirada de la aseguradora Unipol de la OPA para aquirir a la Banca Nazionale del Lavoro deja la vía libre para que el español BBVA vuelva a la carga para hacerse con esa entidad. Al acecho del lucrativo mercado italiano: el también español Banco de Santander, interesado en aumentar su participación en el Sanpaolo IMI, así como el banco francés Crédit Agricole, ya primer accionista de la Banca Intesa.

Los bancos italianos deberán modernizarse para evitar ser presa de grupos extranjeros. Una cosa parece segura: el sector bancario italiano camina hacia la consolidación, ante la mirada a priori neutral del Banco de Italia.