Última hora

Última hora

Miércoles negro en la Bolsa de Tokio

Leyendo ahora:

Miércoles negro en la Bolsa de Tokio

Tamaño de texto Aa Aa

Una estampida de los inversores, ha precipitado el cierre anticipado de la segunda plaza mundial. La contratación se suspendió 20 minutos antes de lo previsto, debido a la fuerte corriente vendedora en torno a las empresas de la llamada “nueva economía”, afectadas por el descalabro del portal de Internet, Livedoor.

El índice Nikkei de la bolsa japonesa terminó con un retroceso de casi un 3%.

El portavoz del gobierno nipón, Shinzo Abe explica que “la investigación judicial contra las filiales de Livedoor provocó el derrumbe de sus títulos. Sin embargo, aún teniendo en cuenta lo sucedido con Livedoor, la caída ha sido ampliamente exagerada”

Como en los tiempos de la burbuja Internet hace seis años, el mercado ha castigado la cultura del dinero fácil y el éxito fulgurante pero sin fundamento del número uno de Livedoor, Takafumi Horié, autoproclamado pionero de una nueva hornada de empresarios japoneses.

Más allá del fiasco de Livedoor, los resortes de la Bolsa de Tokio saltaron demasiado pronto.

Según el especialista en finanzas asiáticas, Jack Reerink, “el parqué de Tokio ha sufrido algunos desajustes técnicos cada vez que el volumén de la contratación ha aumentado repentinamente. Es urgente una modernización de ese sistema eléctrónico.”

Este miércoles negro en Tokio ha golpeado sobre todo a los pequeños accionistas. Sus ventas obedecen a la desconfianza generalizada en la gestión de las empresas japonesas.