Última hora

Última hora

La inflación frena la carrera hacia el euro del "tigre del Báltico"

Leyendo ahora:

La inflación frena la carrera hacia el euro del "tigre del Báltico"

Tamaño de texto Aa Aa

Cita en Tálin, capital de Estonia. El país, llamado “el tigre del Báltico” por su sorprendente crecimiento, es miembro de la Unión Europea desde 2004. La coalición tripartita al frente del gobierno tiene dos objetivos prioritarios: aumentar el índice de natalidad nacional y desarrollar su innovador sector económico.Al frente de la coalición, Andrus Ansip, del liberal Partido Reformista. Ministro de Economía antes que jefe de Gobierno, Ansip ha hablado con EuroNews de la principal meta de su Ejecutivo a corto plazo: la introducción del euro a partir de enero de 2007.

EuroNews: Estonia quiere ser de los primeros nuevos miembros en introducir la moneda única europea, de hecho, planea hacerlo el año que viene. ¿Por qué no esperar un poco más, como va a hacer por ejemplo Polonia? Andrus Ansip: “Las cosas en Estonia están yendo muy bien. Nuestra economía está creciendo con rapidez, concretamente, un diez por ciento al año. Nuestras exportaciones aumentan anualmente un 27 por ciento. El número de turistas que visitan Estonia crece más del 30 por ciento cada año. Hace solo cinco años, teníamos una cifra de paro del 14 por ciento, ahora es la mitad. Estamos muy satisfechos de pertenecer a la Unión Europea. Estonia ya era un lugar muy atractivo para los inversores extranjeros, pero estoy seguro de que la introducción del euro hara que lo sea todavía más. Haremos lo que podamos para ponerlo en circulación a partir del uno de enero del año que viene. Cumplimos todos los criterios de Maastricht…con una excepción, el índice de inflación. En Estonia tenemos una política presupuestaria muy equilibrada, tenemos incluso excedentes, pero hay un problema de inflación. Ahora es del 4 por ciento, pero cuando la economía crece un diez por ciento anualmente, no puedes aspirar a una inflación de menos del uno por ciento. Como dije antes, nos gustaría introducir el euro desde el uno de enero de 2007, pero lo cierto es que no estamos seguros de poder presentar a la Comisión Europea buenas cifras de inflación a tiempo” EuroNews: Estonia ha criticado con dureza el hecho de que algunas libertades fundamentales de la Unión Europea no se aplican en todos el territorio europeo, como por ejemplo, la libre circulación de personas y servicios. ¿En que se basan sus críticas? Andrus Ansip: “Se que en Gran Bretaña o en Irlanda, por ejemplo, no hay restricciones a la libre circulación de trabajadores, pero el índice de paro en el Reino Unido es más bajo que en los países en los que sí hay restricciones y que aplican el proteccionismo. Hace muchos muchos años, ese era un tema que nos preocupaba en Estonia, porque no sabíamos cómo hacer frente al fenómeno de la mundialización. Pero abrimos nuestros mercados al mundo exterior y fuimos capaces de hacerlo, y si en Estonia hemos conseguido enfrentarnos a la competencia mundial, estoy seguro que la Unión Europea también conseguirá superar los problemas que le plantea la libre circulación de trabajadores, por ejemplo” EuroNews: Hablemos de sus vecinos rusos, del desarrollo de la libertad de prensa y de la situación de las ongs en el país. ¿Qué opina de los recientes y preocupantes acontecimientos en el país? Andrus Ansip: “No es una evolución positiva. Sabemos que hay problemas con la libertad de prensa. Tampoco estamos contentos con la situación de las minorías en Rusia, entre otras, las minorías finoúgrias y lo cierto es que nos preocupa la situación” EuroNews: Moscú asegura que la minoría rusa en Estonia está discriminada. ¿Que responde a esas críticas? Andrus Ansip: “En Estonia respetamos todos los estándares internacionales sobre las minorías” EuroNews: Recientemente, Rusia y Ucrania vivieron momentos de crisis a causa del precio del gas natural. ¿Qué lección debería aprender Europa de esa crisis? ¿Cree que debería existir una política energética común en la Unión Europea? Andrus Ansip: “Si un país negocia con Rusia o 25 pequeños mercados negocian con Rusia por separado, habrá un ganador y 25 perdedores. Si 25 Estados juntos, es decir, con una política energética común, negocian con Rusia no habrá perdedores. Y si todas las partes salen ganando, las negociaciones no pueden ser más positivas.”