Última hora

Última hora

Romano Prodi: "El gobiernoBerlusconi ha sido el peor de la posguerra"."Nuestro país sufre una grave crisis y necesita ser reformado en profundidad."

Leyendo ahora:

Romano Prodi: "El gobiernoBerlusconi ha sido el peor de la posguerra"."Nuestro país sufre una grave crisis y necesita ser reformado en profundidad."

Tamaño de texto Aa Aa

Romano Prodi, tras las tensiones internas que han sacudido recientemente su coalición, ha obtenido de sus aliados una serie de compromisos sobre la formación del Partido Democrático de centro-izquierda. Prodi ha regresado, abordando los temas de la campaña electoral.

EuroNews ha entrevistado al líder de la oposición italiana a menos de tres meses de los comicios legislativos en Italia. Los sondeos lo declaran ganador frente al jefe de fila del Polo, la formación de centro-derecha.

EuroNews
¿Qué políticas moderadas tendrá que vender al ala más radical de su coalición (comunistas y verdes) y que políticas reformistas al grupo mas liberal, católico?

Romano Prodi
«Hemos creado un programa reformista fuerte, pero sin excesos, ni intransigencias. Se trata en cambio de un programa reformista valiente. Ya dije que Italia se encuentra en una grave crisis y que habrá que reformarla en profundidad. Así pues lo que hemos hecho es una buena síntesis entre ese espíritu reformista y el más radical. Sobre la retirada de Irak hemos estado todos de acuerdo desde el comienzo. Ha habido algunas pequeñas tensiones sobre aspectos marginales: por ejemplo cómo coordinarnos con el gobierno iraquí para proceder a la retirada. Es no significa huir de allí, no significa la salida inmediata como hizo Zapatero. Implica más bien una retirada dentro de un plazo establecido con fechas concretas.»

EuroNews
La ley electoral aprobada al fin de la legislatura por la mayoría de centro-derecha ha reintroducido el sistema proporcional en detrimento del sistema mayoritario, reimplantando un procedimiento que favorece la fragmentación antes que las coaliciones.
Con su iniciativa ha acelerado el proyecto de un Partido Democrático para el centro-izquierda. Pero sus aliados son más bien escépticos. ¿Cuál sería la hoja de ruta para la creación de un partido único para su coalición?

Romano Prodi
«Con el sistema mayoritario hemos tenido gobiernos que han durado toda una legislatura. A mi no me ha gustado el gobierno Berlusconi; ha sido sin duda el peor gobierno italiano de la posguerra, pero ha durado.
Al final para impedirnos gobernar, han regresado al sistema proporcional. Pues bien, yo he reaccionado políticamente, presionando a favor de un gran Partido Democrático. Sabía muy bien que no podía surgir rápidamente, pero hemos logrado hacer unos ajustes importantes que impedirán dar marcha atrás: nosotros en esta legislatura hemos tomado la solemne decisión de hacer un grupo político único en el parlamento que se forme después de las elecciones. Me parece una decisión muy importante.»

EuroNews
Si Prodi gana, ¿qué salvaría del periodo Berlusconi?

Romano Prodi
«Hay ciertas leyes que la opinión pública califica de «ad personam»: las leyes aprobadas para defender los intereses personales del Primer Ministro y de su entorno. Esas leyes hay que derogarlas. En cuanto al resto, incluso a propósito de reformas que no hemos apreciado, pienso en la reforma de la educación o la del trabajo precario, no tenemos intenciones de eliminarlas. Haremos las modificaciones necesarias para adaptarlas a nuestros objetivos políticos. Pero no haremos tabla rasa.»

EuroNews
Cuando gobernó el centro-izquierda, entre 1996 y 2001, no se aprobó una ley eficaz sobre incompatibilidades y conflicto de intereses, o sea normas capaces de separar los intereses privados de los públicos de las personas candidatas para administrar el país. Si usted regresa al gobierno ¿cómo piensa arreglar esta cuestión?

Romano Prodi
«Hay que decir que es cierto que no hicimos una ley para regular los conflictos de intereses. Porque en esa época, para nosotros era inconcebible que el conflicto de intereses tuviera consecuencias catastróficas para el país. Ahora sabemos que es una prioridad. Y por ello vamos a adaptar nuestra legislación a la existente en democracias occidentales, a fin de controlar los conflictos de intereses con las personas que desempeñan cargos públicos. Los instrumentos son: la revisión de los regímenes de incompatibilidad y la creación de una autoridad garante, un ente independiente, como existe en todo el mundo, que vigile su cumplimiento y compruebe si existen actividades económicas incompatibles.»

EuroNews
¿La Italia de Prodi se acerca a la Alemania de la canciller democristiana Merkel o al España del socialista Zapatero?

Romano Prodi
«Esta claro que la política italiana sería ante todo europea, dirigida a reconstruir la red de países europeístas. Por eso aprecio mucho los primeros pasos de la canciller Merkel. Tiene una sensibilidad europea y es capaz de contemplar sacrificios para construir Europa. Yo también lo creo así. Sin duda, mi Italia va a reafirmar que la única política exterior realmente eficaz para los países europeos es la política exterior común.
Estoy convencido de que el acercamiento de la Alemania de Merkel a Estados Unidos no no está en contradicción con una fuerte política europea. La paz hay que defenderla con una relación estrecha entre Europa y Estados Unidos. Por supuesto en el marco de una igualdad.
Ejercí cinco años como Presidente de la Comisión Europea. Mi principal problema fue afrontar el poder creciente de los que yo denomino minimalistas. O sea aquellos que perciben a Europa como una zona de libre cambio y nada más. No ha habido líderes fuertes que se hayan opuesto eficazmente a esa situación. No hemos tenido personas en los grandes países europeos que se hayan jugado su carrera política por Europa. Por eso, nuestro continente ha perdido fuerza. Hay que atreverse y jugarse la propia carrera política por Europa. Yo pienso hacerlo si gano las elecciones, dentro del límite de lo posible en Italia. Creo sinceramente que la señora Merkel lo hará también; en 2007 habrá elecciones legislativas en Francia, y Francia sabe muy bien que no podrá recuperar su vocación y su identidad a menos de ser líder en Europa. Así que podemos volver a empezar, construyendo una Europa en la que trabajemos juntos.”