Última hora

Última hora

Leila Shahid: "Los europeos son los principales interesados en no cortar los lazos con los palestinos."

Leyendo ahora:

Leila Shahid: "Los europeos son los principales interesados en no cortar los lazos con los palestinos."

Tamaño de texto Aa Aa

La ayuda europea a los palestinos peligra. Ante el dilema que plantea el triunfo electoral de Hamas y que el movimiento figure desde 2003 en la lista de organizaciones terroristas de la UE, los 25 han expuesto sus condiciones para no cerrar el grifo: Hamas debe renunciar a la violencia, reconocer el Estado de Israel y el proceso de Oslo.

Pero según la representante de la ANP en la Unión Europea y miembro de Al Fatah, Leila Shahid, los europeos son los principales interesados en no cortar los lazos con los palestinos. “La complejidad de la situación dice exige que los europeos tengan una visión que vaya más allá de decir: hay una organización terrorista incluída en nuestra lista y por tanto, no tenemos nada que hablar con sus miembros. Tienen exactamente el mismo problema con Hizbollah en el Líbano…tienen el mismo problema con Israel, que también lleva a cabo acciones de terrorismo de Estado cuando asesina civiles palestinos y se niega categóricamente a reconocer a los palestinos su derecho a tener un Estado” Según Shahid, el riesgo de que las ayudas europeas se destinen a la islamización de la sociedad palestina preconizada por Hamas no existe. “Los miembros de Hamas asegura no son como los Talibán. No tenemos madrasas como ellos, la sociedad palestina no es una sociedad fundamentalista, la mayoría es laica. Le sorprendería saber cuántos cristianos han votado a Hamas porque querían castigar a Al Fatah, que en diez años de poder no ha conseguido darles lo que les prometió, es decir: la paz y un Estado palestino. Por tanto, han votado la alternancia, han votado por la oposición a Al Fatah. Yo creo que se puede aplicar, tanto la Unión Europea como el cuarteto, una política gradual en relación con Hamas… una política que les de la posibilidad de evolucionar en el plano político, e ideológico, si se establece un verdadero diálogo. Una eventual ruptura tendría consecuencias nefastas para los palestinos, para los israelíes y para los europeos.”