Última hora

Última hora

Más de 250 heridos en la evacuación de un enclave judío en Cisjordania

Leyendo ahora:

Más de 250 heridos en la evacuación de un enclave judío en Cisjordania

Tamaño de texto Aa Aa

Una guerra en el corazón de Cisjordania. De un lado, tres mil judíos ultranacionalistas. De otro, cerca de seis mil militares y policías israelíes. El desalojo de Amona, un enclave judío ilegal en Cisjordania, se transformó en una batalla campal. Las armas: piedras, bloques de cemento, pintura, marcos de ventanas y hasta excrementos, frente a los cañones de agua y las barras de los agentes. El resultado, 250 heridos.

La evacuación de Amona fue decidida por el Gobierno israelí y ratificada por el Tribunal Supremo. La mayoría de los que estaban presentes no eran colonos, sino jóvenes que acudieron a la llamada de los líderes ultranacionalistas para impedir la evacuación. “No sé qué motivo puede llevar a alguien a ordenar que se use tanta violencia”, clamaba uno de los líderes del enclave. “Miren cómo usan la violencia contra niños y ancianos, y él (Ehud Olmert) piensa que eso le va a dar popularidad. Espero y rezo por que sea castigado en las próximas elecciones”, añadía otro colono y diputado de la Knesset. Esta evacuación, la primera de una serie prevista en Cisjordania, es una prueba para Ehud Olmert, que tomó las riendas del gobierno israelí tras el derrame cerebral de Sharon. Tras horas de enfrentamientos, las excavadoras pudieron intervenir para derruir los nueve inmuebles en construcción del enclave.