Última hora

Última hora

Zacarias Moussaoui: ¿el vigésimo hombre?

Leyendo ahora:

Zacarias Moussaoui: ¿el vigésimo hombre?

Tamaño de texto Aa Aa

Cinco años después de los atentados del 11 de septiembre, Zacarias Moussaoui sigue siendo el único detenido en Estados Unidos en relación con esos ataques.

No hay imágenes de Moussaoui ese día, pero las autoridades estadounidenses le consideran el secuestrador número veinte. Aseguran que no pudo llevar a cabo su misión porque le detuvieron tres semanas antes por violar las leyes de inmigración. Moussaoui llegó a Estados Unidos el 23 de febrero de 2001 procedente de Londres con más de 35 mil dólares en el bolsillo. De febrero a Marzo recibió lecciones para aprender a pilotar. En agosto se incribió en una academia de la PAN AM en Minnesota para aprender a manejar Boeing 747-400. Sus preguntas como ¿se puede cortar el suministro de oxígeno al pasaje? y su falta de interés por aprender a aterrizar despertaron las sospechas de sus instructores. En un primer momento, el FBI sólo detectó sus problemas de visado. Tres meses después del 11-S la fiscalía presentó seis cargos en su contra y Moussaoui fue acusado de haber participado activamente en el complot terrorista. El detenido reconoció su culpabilidad, se retractó y se volvió a declarar culpable pero sólo de complicidad con los terroristas suicidas.Moussaoui aseguró que preparaba otro atentado aparte contra La Casa Blanca. Su falta de coherencia deja preplejo a este profesor de derecho en la Universidad de George Washington: “El problema con todo este juicio es que no parece que Moussaoui sea realmente culpable de los cargos que se le imputan. La opinión general es que no es el vigésimo secuestrador, de hecho varios miembros de la inteligencia coinciden en ese punto” La CIA mantiene lejos de la justicia estadounidense a otros presuntos cómplices del 11-S, eslabones más importantes en la cadena de Al Qaeda. Sobre todo, el presunto cerebro de los ataques, Khalid Cheikh Mohammed y el presunto tesorero de Al Qaeda, Ramzi Bin al-Shibh. Pero ninguno de ellos comparecerá ante los tribunales, como denuncia la madre de Moussaoui. “Si lo que buscan es un culpable, el vigésimo kamikace está en Guantánamo, Cheik Khalid Mohamed y Ramzi están en sus manos. Zacarias no ha conseguido quevengan a declarar” El departamento de justicia ha alegado motivos de seguridad para impedir que declaren los dos testigos de la defensa, que basará su estrategia en demostrar que Moussaoui sabía menos que el propio gobierno estadounidense sobre la trama del 11-S.