Última hora

Última hora

Cautela en el inicio de las negociaciones sobre el estatuto futuro de Kosovo

Leyendo ahora:

Cautela en el inicio de las negociaciones sobre el estatuto futuro de Kosovo

Tamaño de texto Aa Aa

La cautela preside el inicio de las conversaciones que este lunes han comenzado en Viena sobre el futuro político de Kosovo, la provincia serbia de mayoría albanesa que administra la ONU desde el final de la guerra en 1999.

Se trata de las primeras negociaciones directas que mantienen, bajo mediación internacional, representantes de Belgrado y Prístina, y, aunque la sangre no ha llegado al río, en ellas se ha puesto de manifiesto el abismo que separa a serbios y albanokosovares: los primeros apuestan por una amplia y generosa autonomía que salvaguarde los intereses la minoría serbia. Los segundos no contemplan más salida que la independencia. En las calles de Prístina, la capital kosovar, el discurso es unánime: “Están negociando con Serbia la regulación territorial y administrativa de Kosovo. Esto es injusto e intolerable”, afirmaba Albin Kurti, líder del movimiento por la autodeterminación de Kosovo. “Espero el reconocimiento de la independencia añadía otro ciudadano. Hemos sufrido mucho y creo que ha llegado el momento de que el estatuto de Kosovo se resuelva con la plena soberanía, no aceptaremos otra cosa”. La euforia albanokosovar se torna en frustración cuando nos acercamos a los enclaves serbios, como Graçanica. Vlasimir Todic es vecino de la ciudad: “No podemos esperar nada de estas negociaciones. El gobierno estadounidense ha sido muy claro. El final llegará cuando digan que les demos la independencia”. Como muchos de sus vecinos, Todic se niega a abandonar Kosovo pase lo que pase.