Última hora

Última hora

Golpe al corazón del chiísmo iraquí

Leyendo ahora:

Golpe al corazón del chiísmo iraquí

Tamaño de texto Aa Aa

La cúpula del santuario del Imam Al-Hadi en Samarra, uno de los más venerados por los chiíes de Irak, ha quedado destrozada tras el ataque con explosivos perpetrado esta mañana por dos desconocidos. A pesar de que en principio el atentado no ha provocado víctimas mortales, tiene consecuencias devastadoras para la ya complicada relación entre suníes y chiíes en Irak.

De poco ha servido la llamada a manifestarse pacíficamente del líder religioso del chiísmo iraquí Ali Sistani, las primeras represalias contra lugares suníes se han producido a las pocas horas, en Bagdad. El ministerio de Interior iraquí habla de hasta nueve mezquitas suníes atacadas a tiros. El santuario destrozado es una clara provocación a los chiíes, fervientemente religiosos, para los que un atentado a un lugar santo es, como se ha visto hoy, casi más ofensivo que los habituales coches bomba contra civiles. La tensión entre las dos corrientes del islam es máxima en Irak, después de la victoria de la coalición chií en las elecciones del 15 de diciembre. El atentado contra el santuario se produce después de que ayer, el primer ministro iraquí, el chií Ibrahim al Yafari rechazase las presiones de Estados Unidos y Gran bretaña para que integren a los suníes en el nuevo Gobierno.