Última hora

Última hora

El gran salón de las pequeñas alianzas

Leyendo ahora:

El gran salón de las pequeñas alianzas

Tamaño de texto Aa Aa

En al apertura de la Feria del Automóvil de Ginebra, las empresas del motor coinciden en que las alianzas puntuales sobre fabricación conjunta de modelos o distribución en concesionarios compatidos tienen más sentido que las fusiones y adquisiciones, que son la nota dominante en sectores como el acero, la energía o los medios de comunicación.

En la ciudad suiza, se asiste a un idilio entre la americana Ford y la francesa PSA Peugeot-Citroen.
La italiana Fiat ha hecho de las alianzas la punta de lanza de su renacimiento, al colaborar estrechamente en fabricación y ventas con la citada PSA, la japonesa Suzuki y la india Tata.
La firma Smart, deficitaria filial de DaimlerChrysler, busca desesperadamente un novio que le saque de sus apuros económicos.

La promiscuidad de la francesa Peugeot-Citroen la ha llevado a fabricar motores con Ford y a compartir su plataforma todoterreno con Mitsubishi. Además ha desarrollado con Toyota el minicompacto denominado C1.

Que las alianzas son menos arriesgadas que las fusiones lo sabe muy bien BMW, que salió de la británica Rover hace años tras millonarias pérdidas, o Daimler, cuyo matrimonio con Chyrsler sigue sin alcanzar la armonía.