Última hora

Última hora

8 de marzo en Palestina

Leyendo ahora:

8 de marzo en Palestina

Tamaño de texto Aa Aa

Las mujeres palestinas bajo el próximo gobierno de Hamas; un tema que vuelve a la actualidad en este 8 de marzo. Ayer, un centenar de mujeres se manifestaron frente al Consejo Legislativo Palestino para pedir igualdad.

Ismail Haniye, próximo primer ministro palestino y dirigente de Hamas en Gaza se mostró tranquilizador: “Quiero confirmar nuestro compromiso con los derechos de las mujeres, basados en nuestra interpretación del Islam que contempla la igualdad de las mujeres y les permite acceder a las más altas funciones de la sociedad. Extremaremos nuestra vigilancia para que se cumpla ese punto” Al presentarse a las legislativas, Hamas aceptó las reglas del juego electoral y presentó a un 20 por ciento de mujeres en sus listas, en concreto treceaspirantes contra las doce del laico Al Fatah. Las candidatas son generalmente viudas o madres de suicidas, vestidas como exigen las reglas islámicas más estrictas…como Mariam Farhat. Tres de sus hijos han tenido muertes violentas, uno de ellos era kamicaze. Mariam defiende la guerra santa y anuncia la próxima llegada de un “gran califato” como predijo el profeta Mahoma. Un discurso poco tranquilizador para otras mujeres palestinas, sobre todo en la localidad cisjordana de Ramalah. A diferencia de lo que sucede en Gaza, aquí hombres y mujeres se frecuentan en las calles, fuera de los lugares de trabajo. “Hamas dice esta joven no puede obligar a todo el mundo en este país a seguir sus leyes, especialmente la que se refiere a cubrirse la cabeza o a la prohibición de reunirse con los hombres. No creo que Hamas pueda hacerlo. Y si nos obligan a hacerlo, me opondré, no lo aceptaré” Para la parlamentaria independiente Hanan Ashrawi, hay que mantenerse vigilante: “Pienso que sería muy prematuro asumir que Hamas va a efectuar cambios tan radicales porque perderían muchos apoyos” Hamas insiste en que nada será impuesto por la fuerza y asegura que la islamización de la sociedad palestina se realizará paulatinamente, por la fuerza de la convicción.