Última hora

Última hora

Tensión en Oriente Próximo por el asalto israelí a la cárcel de Jericó

Leyendo ahora:

Tensión en Oriente Próximo por el asalto israelí a la cárcel de Jericó

Tamaño de texto Aa Aa

La jornada de ayer en Cisjordania y Gaza fue un rosario de secuestros, manifestaciones, incendios y enfrentamientos: la respuesta de los palestinos al asalto a la prisión de Jericó llevado a cabo por el ejército israelí.

Al menos tres periodistas, dos franceses y un coreano, siguen en manos del Frente Popular para la Liberación de Palestina, que ha dado doce horas para que Israel libere a su líder, Ahmed Saadat. Si las autoridades israelíes no lo cumplen el FPLP amenaza con matar a los rehenes. Aunque los datos son confusos, se cree que durante la jornada de ayer se secuestraron nueve occidentales, seis de ellos liberados rápidamente. Todo comenzó durante la mañana del martes y ha durado hasta bien entrada la noche. El ejército de Israel irrumpió en la cárcel de Jericó, controlada por guardas de Estados Unidos y Gran Bretaña que abandonaron la cárcel antes del asalto. Después de horas de sitio y con un resultado de tres muertos y decenas de heridos, consiguieron su principal objetivo: la captura del líder del FPLP Ahmed Saadat y otros seis militantes, acusados por Israel del asesinato en 2002 del ministro israelí de Turismo, Rehavam Zeevi. Otra clave de la misión sorpresa según Israel, era enviar un mensaje de fuerza al futuro gobierno de Hamás. Miles de manifestantes han tomado las calles de Gaza y Cisjordania durante la jornada. La Autoridad Nacional Palestina ha condenado el ataque, que para el primer ministro de Hamás Ismail Haniyeh tendrá consecuencias muy graves. Además acusan al gabinete de Ehud Olmert de haber lanzado esta campaña por motivos electorales.