Última hora

Última hora

Conmoción en el Reino Unido por el desastroso ensayo clínico farmacológico

Leyendo ahora:

Conmoción en el Reino Unido por el desastroso ensayo clínico farmacológico

Tamaño de texto Aa Aa

Dos personas se encuentran en estado crítico y cuatro más en cuidados intensivos en el hospital británico de Northwick Park como resultado del test de un nuevo fármaco. Las empresas farmacéuticas realizan de forma rutinaria este tipo de ensayos clínicos, en los que los sujetos se ofrecen voluntariamente a ser conejillos de indias para nuevos medicamentos, por una suma de dinero.

El jefe científico de los laboratorios alemanes Parexel International, responsables del TGN1412, la droga en cuestión, explicaba que habían recibido una dosis baja ajustada a su masa corporal: “es el protocolo normal para este tipo de fármaco. Probar este tipo de medicamentos en voluntarios es el proceso habitual”, decía. Los principales periódicos británicos abren hoy con la noticia que ha conmocionado también al entorno médico y farmacéutico, porque nunca se había visto un caso similar. El problema es cómo curar los daños de un medicamento que no se conoce, especialmente si se trata de un potente anti inflamatorio contra enfermedades como la leucemia el reuma y la artritis, como el que se ha probado. La novia de uno de los afectados explicaba ayer que el chico tiene la cara hinchada, “como el hombre elefante. Están intentando limpiar su sangre… Está afectado cada órgano, riñones, pulmones, hígado, corazón, la circulación sanguínea… todo. Tratan de mantenerle con vida con sus máquinas pero me dicen que podría morir”, decía Myfanwy Marshall. Una situación desesperada para familiares y amigos, que han revelado que los voluntarios iban a recibir cerca de 3.000 euros por hacer de cobayas. Aunque están rodeados de cierto secretismo, cada año miles de personas se someten a este tipo de ensayos, que deben cumplir estrictas normas de seguridad.