Última hora

Última hora

Volvo también emigra a China

Leyendo ahora:

Volvo también emigra a China

Tamaño de texto Aa Aa

La marca sueca, filial de la estadounidense Ford, se propone desplazar a la República Popular la fabricación de su sedán de lujo S40 y no sólo para aprovechar el bajo coste de la mano de obra. Volvo apunta a comercializar directamente ese vehículo en el que ya es tercer mercado mundial del automóvil.

La adquisición de coches de alta gama aumenta exponencialmente en China, gracias al creciente poder adquisitivo en capas altas de esa sociedad.

Volvo desea recuperar el atraso respecto a sus rivales, implantados con éxito en ese mercado asiático.

Entre los más destacados: Volkswagen con una cuota del 15,3%. Siguen General Motors, Hyundai y Honda. Las marcas extranjeras se han implantado en China mediante “joint-ventures”, empresas compartidas con socios chinos. En el caso de Volvo, el S40 se fabricará en la factoría que la Ford posee con el grupo Changan en la ciudad de Chongquing.

Volvo se propone iniciar la venta del S40 “made in China” este verano. A partir de 2007, la planta producirá un total de 10.000 unidades.

La casa sueca asegura que la mitad de los componentes del citado modelo procederá de empresas locales. Los controles de calidad serán muy estrictos, insiste Volvo Car, las inspecciones serán especialmente rigurosas en los primeros dos meses de fabricación.