Última hora

Última hora

Francia, en ebullición, por el Contrato de Primer Empleo

Leyendo ahora:

Francia, en ebullición, por el Contrato de Primer Empleo

Tamaño de texto Aa Aa

Francia es una olla a presión debido al Contrato de Primer Empleo, convertido en la válvula de escape de un profundo malestar social. Las manifestaciones continúan y decenas de universidades y cientos de institutos siguen bloqueados. Entretanto, el primer ministro francés, Dominique de Villepin, mantiene su negativa a dar marcha atrás, a pesar de que la crisis ha hundido su popularidad y sus posibilidades en las presidenciales del próximo año. El entorno del primer ministro busca una salida, que pasaría por reducir de dos a un año el tiempo en el que los menores de 26 años podrían ser despedidos sin mediar justificación alguna.

El ambiente en la Asamblea Nacional este martes era un fiel reflejo de las tensiones desatadas por el proyecto en Francia. “Es demasiado tarde para que el primer ministro anuncie una negociación ha dicho el presidente del grupo socialista Jean-Marc Ayrault. Ha pisoteado a los agentes sociales, violentado al parlamento (…), ignorado las manifestaciones. Ya nadie cree en su palabra, nadie cree en sus pseudoconcesiones”. Sus palabras provocaron que los parlamentarios del UMP, el partido gobernante, abandonaran la cámara en medio de una ruidosa protesta.