Última hora

Última hora

El primer ministro polaco asegura que ninguna coalición le hará cambiar de rumbo ni político ni económico

Leyendo ahora:

El primer ministro polaco asegura que ninguna coalición le hará cambiar de rumbo ni político ni económico

Tamaño de texto Aa Aa

La situación política en Polonia y las recientes elecciones presidenciales celebradas en Bielorrusia han sido dos de los temas que el primer ministro polaco ha abordado en esta entrevista con EuroNews.

A finales de esta semana el parlamento polaco podría tomar la decisión de disolverse y convocar elecciones anticipadas para el próximo mes de mayo.

Esta votación mantiene en vilo a los mercados financieros. El presidente del partido gubernamental “Ley y Justicia”, al que pertenece el primer ministro, ha asegurado que en caso de que no se anticipen los comicios, podría negociar una coalición con los populistas de “Autodefensa”.

Este partido se opuso a la adhesión de Polonia a la Unión Europea, defiende la devaluación del zloty y el final de la independencia del banco central.

EuroNews: Polonia atraviesa hoy una crisis política. Se habla de elecciones anticipadas, se habla también de un voto de confianza. Usted tiene la intención de coaligarse con los partidos anti europeos extremistas?

Kazimierz Marcinkiewicz: “En este momento, intentamos convencer a todos los grupos políticos que acepten las elecciones anticipadas, que acepten disolver el parlamento y verificar una vez más si la sociedad polaca quiere aceptar los cambios propuestos por mi partido “Ley y Justicia”. Creo que yo ya he hecho saber en qué dirección va mi gobierno, independientemente de lo que ocurra en la escena política. No tengo la intención de cambiar el rumbo. Nosotros llevamos a cabo ahora una buena política internacional . Somos los garantes del rápido y estable desarrollo de la economía polaca”

EuroNews: Hablemos ahora de “patriotismo económico” o de “nacionalismo económico”. Un banco italiano, Unicredit, quiere fusionarse con un banco alemán y polaco. Porqué se oponen a esta fusión?

Kazimierz Marcinkiewicz: “A mi gobierno le gustan tanto los inversores alemanes como italianos. Tanto unos como los otros han firmado hace años un acuerdo con el Tesoro del Estado. Este acuerdo garantiza que tras haber comprado bancos del Estado polaco, no comprarán más en el sistema bancario polaco. Nosotros intentamos que se respeten esos acuerdos. Estamos convencidos de que en todo este tipo de conflictos es bueno discutir. Por ello me he reunido con el presidente de Unicredit, desde hace dos semanas trabajamos para alcanzar un compromiso”

EuroNews: Hemos hablado de la libre circulación de capitales en Europa y ahora debemos hablar de la libre circulación de trabajadores. Para los trabajadores del Este sigue siendo difícil trabajar en el Oeste. Cual es la posición de Polonia?

Kazimierz Marcinkiewicz: “Lo mejor que se puede hacer es leer el informe de la Comisión Europea que ha examinado cómo la apertura del mercado laboral en Gran Bretaña, Suecia o Irlanda ha influído en la economía del país. Ese informe demuestra que esos tres países se han beneficiado de esa apertura”

EuroNews: Cuál es su argumento clave para atraer a los inversores europeos hacia Polonia?

Kazimierz Marcinkiewicz: “Polonia tiene unas condiciones favorables para la invesión. Un crecimiento de un 5%. Su situación macro económica también es muy buena y el país tiene un potencial único, imposible de encontar en otra parte: existen diez millones de jóvenes polacos bien formados, muy ambiciosos que tienen ganas de trabajar. Así que si alguien quiere aprovechar este potencial, esta joven generación de polacos y quiere venir a invertir a Polonia se encontrará con ese potencial de jóvenes bien formados y dinámicos. Esa es nuestra ventaja”

EuroNews: El régimen autoritario de Bielorrusia ha metido en la cárcel a cientos de manifestantes pacíficos. Existen testimonios de malostratos. Qué debe hacer la Unión Europea?

Kazimierz Marcinkiewicz: “La Unión Europea no puede callarse respecto a una situación en la que los Derechos Humanos están siendo violados. La defensa de esos derechos es nuestro deber. Estamos convencidos, y es lo que hemos propuesto a Bruselas, que es necesario sancionar a los responsables de esta situación, es decir, cientos, quizás miles de miembros del régimen deberían tener prohibida la entrada en la Unión Europea. Además las cuentas, bienes y pertenencias de los políticos bielorrusos en la Unión deberían ser congeladas”