Última hora

Última hora

Últimos estertores de la acalorada campaña electoral italiana

Leyendo ahora:

Últimos estertores de la acalorada campaña electoral italiana

Tamaño de texto Aa Aa

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi continuó ayer su recorrido electoral sembrado de declaraciones sonoras, acusando en una rueda de prensa convocada al efecto a Bancos, empresas, medios de comunicación y jueces de confabularse en su contra. Acto seguido dijo que sería mejor que hubiese observadores de la ONU en el recuento, sugiriendo una amenaza de fraude.

En otro momento advirtió con tono grave del peligro que representan los poderes fácticos de la izquerda, auténtico leit motiv de su dura campaña: “Los ciudadanos italianos tienen que reflexionar sobre el futuro que podríamos tener si estos poderes, aliados con jueces indignos, tuvieran además del poder que ya tienen en puntos clave de la sociedad, mayoría en el Parlamento y el Gobierno del país”. Mientras, Romano Prodi intenta ignorar la tensión que introduce el ‘Cavaliere’ con cada una de sus numerosas apariciones públicas. El líder de la coalición de izquierda, a preguntas de los periodistas sobre la nueva polémica respondía “quiero decir simplemente que tengo y tendría confianza en la magistratura y que vivimos en un país democrático”. El discurso más calmado de Prodi cambia cuando le preguntan sobre las acusaciones a los medios de Berlusconi: “Tiene todo en sus manos, ¿qué puede temer? tiene todos los instrumentos de control”. Hoy, la coalición conservadora de Silvio Berlusconi ‘La Casa de las Libertades’ cierra su áspera campaña en Nápoles, y ‘La Unión’ de Romano Prodi en Roma. Mañana, reflexión y silencio, y el 9 y 10 de abril, hablarán las urnas.