Última hora

Última hora

Jornada de reflexión en Hungría

Leyendo ahora:

Jornada de reflexión en Hungría

Tamaño de texto Aa Aa

La campaña electoral para las legislativas, las quintas desde la caída del comunismo, concluyó ayer con unos resultados muy ajustados entre los gobernantes socialistas y los conservadores de Fidesz, según los sondeos.

Más de ocho millones de personas tienen en sus manos el futuro político del país. Y mañana harán oir su voz en la primera vuelta de los comicios. La segunda se celebrará el 23 de abril. Las preocupaciones económicas han centrado la campaña electoral, no en vano, el alto déficit público hace peligrar la entrada de Hungría en la zona euro en 2010. Los conservadores de Viktor Orbán defienden un proteccionismo económico y la solidaridad social basada en el pleno empleo. Además, prometen hacer valer el mercado magiar frente a los extranjeros en el seno de la Unión Europea. Los socialistas del primer ministro saliente, Ferenc Gyurcsány, se comprometen a disminuir el déficit. Su programa se basa en la justicia social y en la modernización. Además de estas dos fuerzas, sólo los liberales de la Alianza de Demócratas Libres y los conservadores del Foro Democrático superarán, según los sondeos, la barrera del 5 por ciento necesaria para acceder a la Asamblea. Todos los analistas coinciden en que los liberales jugarán un papel clave en las elecciones, ya que de cumplirse los sondeos podrían mantener en el poder la coalición actual.