Última hora

Última hora

La batalla electoral, lejos de su final tres días después de los comicios

Leyendo ahora:

La batalla electoral, lejos de su final tres días después de los comicios

Tamaño de texto Aa Aa

Romano Prodi juega la carta de la tranquilidad ante las acusaciones de irregularidades en los comicios italianos vertidas por Silvio Berlusconi. El líder de la Unión de Centro-Izquierda, declarada oficialmente ganadora, se dio una mediática sesión de footing esta mañana antes de la cual aprovechó para mandarle un duro mensaje al primer ministro saliente. Refiriéndose al “Cavaliere”, Prodi afirmó que es “incapaz de aceptar su derrota y que nunca lo hará. Es – añadió – completamente incapaz de admitir la verdad. Ya lo hizo hace diez años y lo está demostrando de nuevo ahora”.

En 1996 Prodi ya derrotó a Berlusconi pero en circunstancias muy diferentes y, sobre todo, sin una polémica que la prensa italiana disecciona estos días en cada una de sus ediciones. Las de este jueves abrieron en su mayoría con las acusaciones de fraude electoral formuladas la víspera por Berlusconi y suavizadas horas después en un comunicado. La postura del líder de la Casa de las Libertades no ha variado lo más mínimo: exige la verificación de las actas de 60.000 colegios electorales en busca de los votos que le permitan dar la vuelta a los resultados. Una batalla que se anuncia larga pero en la que quizás comience a perder apoyos. Algunos de sus aliados políticos han tratado ya de distanciarse de las palabras del líder de Forza Italia.