Última hora

Última hora

La crisis nuclear iraní dispara los precios del petróleo

Leyendo ahora:

La crisis nuclear iraní dispara los precios del petróleo

Tamaño de texto Aa Aa

Detrás de la espectacular subida del barril de petróleo late el pulso entre Teherán y la comunidad internacional. El programa nuclear iraní ha desatado una crisis diplomática que ni la ONU ni su Agencia Nuclear han conseguido desactivar en seis meses. La semana pasada, el numero uno de la OIEA no cultaba su desaliento:

“No hemos constatado el uso de material nuclear con fines militares, pero la situación sigue estando poco clara” Las palabras de Mohamed Elbaradei reflejaban su preocupación por las declaraciones del presidente iraní anunciando a sus compatriotas que Teherán se había sumado al club de los países nucleares al completar el primer paso en el proceso de enriquecimiento de uranio. Un desafío en toda regla que ha desencadenado el temor a una respuesta militar por parte de Washington. Más que suficiente para desatar el nerviosismo en el mercado del petróleo. Irán produce diariamente 4 millones de barriles y suministra el 4,7 por ciento de la producción mundial de crudo. Además controla parcialmente el estratégico Estrecho de Ormuz por el que transitan todos los días 16 millones de barriles, es decir, el 20 por ciento de la producción mundial. A lo largo de la crisis, Irán ha amenazado con cortar el grifo del oro negro, pero si decidiese pasar de las palabras a los hechos, los efectos serían catastróficos. Los operadores del sector no excluyen ningún escenario: “Si Irán decide tomar la iniciativa en el Estrecho de Ormuz o en la región, los precios podrían dispararse mucho más que ahora” Pero Irán no es el único foco de inestabilidad suceptible de alterar el suministro de crudo. Nigeria, primer productor africano, octavo a nivel mundial, ha reducido un 25 por ciento su producción a causa de los ataques de las guerrillas en el delta del Níger. Al mismo tiempo, la demanda no dismunuye, propulsada por países como China, cuyo crecimiento en el primer trimestre del año ha alcanzado el 10,2 por ciento.