Última hora

Última hora

Damasco mantiene su capacidad de injerencia en Líbano pese a su retirada militar

Leyendo ahora:

Damasco mantiene su capacidad de injerencia en Líbano pese a su retirada militar

Tamaño de texto Aa Aa

Un año después de la retirada militar siria de Líbano, estos edificios abandonados en el Valle de la Beká parecen los últimos vestigios de 30 años de ocupación.

El asesinato del ex primer ministro libanés, Rafic Hariri, originó masivas manifestaciones antisirias que desembocaron en la retirada de los 15 mil soldados de Damasco.

Ese gesto unido a la victoria electoral de la oposición anti siria meses poco después parecía cerrar un capítulo de la historia del país…

Pero la oleada de atentados que acabó con la vida de trece opositores en Damasco dejó claro que Siria no estaba dispuesta a perder su influencia en el país del Cedro tan fácilmente.

Para el ministro de Telecomunicaciones libanés, blanco de un atentado fallido, la retirada militar siria fue una operación de maquillaje: “Líbano no ha notado todo el impacto positivo de la retirada militar siria porque Damasco ha dejado atrás agentes del servicios de inteligencia y milicias dependientes de Siria e Irán. Son ellos los que han impedido que este país recupere la estabilidad”

Debilitado por los atentados, el nuevo poder de Líbano ha perdido fuelle en los últimos meses. Sin mayoría absoluta, se ve obligado a ceder a muchas exigencias de los dos principales partidos pro-sirios, Hezbolah y Amal.

En esa posición de debilidad, imposible imponer el desarme de los dos movimientos y de alejar al pro sirio Emile Lahoud de la presidencia.

Pese a las protestas del primer ministro libanés, Siria sigue sin tener una representación diplomática en Beirut, lo que equivale a negar a Líbano su carácter de Estado independiente.

En el campo prosirio se defiende el actual statu quo como una forma de resistencia a las presiones occidentales. Marwan Fares, Parlamentario: “En lugar de la injerencia de Damasco, ahora son los estadounidenses quienes interfieren en los asuntos libaneses sembrando la confusión.”

Pero el termómetro más indicativo de la influencia siria en Líbano sigue siendo la investigación internacional sobre el asesinato de Hariri.

Las primeras conclusiones mostraban la implicación de los servicios secretos de Damasco. Ayer, por primera vez, el presidente sirio se reunió con una delegación del comité de la ONU que investiga los hechos.