Última hora

Los británicos consideran al gobierno laborista que dirige Tony Blair como “corrupto” e “incompetente”, según un amplio sondeo publicado por The Sunday Times.

El 64 por ciento de los consultados opinó además que el primer ministro no hace un buen trabajo al frente del Ejecutivo. La encuesta sale a la luz apenas cinco días antes de las elecciones locales en Inglaterra y en medio de varios escándalos que afectan al Gabinete británico. Uno de ellos, la relación extramarital de dos años del viceprimer ministro, John Prescott, con su antigua asistente. Tracey Temple contribuyó a caldear el ambiente con la entrevista concedida a The Mail on Sunday, en la que revela detalles sobre aspectos íntimos de la relación. Prescott ha descalificado estas declaraciones, y ha replicado que Temple sólo busca dinero con ellas. De hecho, el periódico le pagó unos 144.000 euros por la entrevista, en la que entre otras cosas asegura que mantuvo relaciones sexuales con su superior en la propia oficina de éste, o tras una ceremonia celebrada en honor a los caídos en Irak. En el sondeo, el 52 por ciento de los consultados opinó que Prescott es “un bufón que nunca debería haber llegado al Gobierno”.