Última hora

Última hora

Villepin descarta su dimisión y dice ser víctima de un linchamiento injustificado de la oposición

Leyendo ahora:

Villepin descarta su dimisión y dice ser víctima de un linchamiento injustificado de la oposición

Tamaño de texto Aa Aa

De acusado a víctima. El primer ministro francés, en el foco de un escándalo de espionaje político que divide y sacude a los conservadores galos, ha descartado su dimisión y ha asegurado ante el parlamento que se pone en manos de la Justicia para que se esclarezca el caso. Dominique de Villepin ha afirmado ser víctima de un linchamiento público por parte de la oposición.

“¿Cómo se puede aceptar que todo el debate político de un país sea tomado como rehén por acusaciones falsas y manipulaciones?”, ha preguntado en la cámara. El escándalo beneficia sin duda a los socialistas, favorecidos ya, a un año de las elecciones, por la crisis social desatada por el contrato primer empleo y el fracaso que supuso para Villepin. Su secretario general, François Hollande, ha preguntado: “¿Dónde está la autoridad del Estado?” y ha responsabilizado a Villepin de que el Estado haya caído tan bajo. En las propias filas conservadoras y centristas, los rumores han sembrado la cizaña y la baja popularidad del jefe de Ejecutivo molesta. En la centrista UDF tradicionalmente aliada de la derecha, se ha recalcado que se trata de un “escándalo muy serio e importante. No se trata sólo de una crisis ejecutiva sino institucional al estar en cuestión el que se usen los servicios de inteligencia para servir intereses partidistas y personales”. El afectado, pero sin duda el más beneficiado , el titular de Interior, Nicolas Sarkozy, ha declarado a la prensa que no quiere desatar una crisis política, aunque sí ha pedido que se llegue hasta el final para saber la verdad.