Última hora

Última hora

Blair presionado por sus propios correligionarios para que deje el cargo

Leyendo ahora:

Blair presionado por sus propios correligionarios para que deje el cargo

Tamaño de texto Aa Aa

El primer ministro británico, Tony Blair, cada vez más solo. Tras el batacazo laborista en las recientes municipales, parlamentarios de su propio partido han lanzado un ultimátum a Blair. En una carta, firmada hasta ahora por unos cincuenta diputados, instan a Blair a presentar, antes de finales de julio, un calendario de traspaso de poderes a su eventual sucesor.

Mientras, el hombre que aspira a sucederle, el ministro del Tesoro, Gordon Brown, ha pedido una “transición estable y ordenada” al frente del Gobierno. “Es un proceso de renovación, exactamente similar al proceso anterior a 1997”, ha dicho Brown en una entrevista televisiva. En un claro mensaje a Blair, su delfín ha señalado que los laboristas no pueden desoír el “aviso de los electores”.Acorralado por la impopular guerra de Irak, los escándalos y los malos resultados electorales, Blair intentó imponer su autoridad el viernes con un profundo reajuste del Gobierno. Cambios insuficientes para los diputados rebeldes, que creen que el Partido Laborista no podrá recuperarse mientras Blair siga siendo primer ministro. La opinión pública y la prensa tampoco están al lado de Blair. El 50% de los británicos quiere que deje Downing Street antes de finales de año. La prensa de izquierdas habla ya del “principio del fin”.