Última hora

Última hora

El gobierno de Zapatero presenta una reforma laboral para luchar contra la precariedad

Leyendo ahora:

El gobierno de Zapatero presenta una reforma laboral para luchar contra la precariedad

Tamaño de texto Aa Aa

En España hay 5.300.000 trabajadores temporales, según los sindicatos. Es decir, un 34 % de los contratados, una media muy por encima de la europea, que está en un 15%.

El gobierno pretende reducir la precariedad en el empleo con la reforma laboral que combina incentivos y abaratamiento del despido.

Una de las medidas de choque para reducir el número de contratos temporales es una bonificación en las cotizaciones sociales con 800 euros anuales durante un máximo de tres años a todos los contratos temporales que se conviertan en fijos antes del fin del 2006.

Otra medida vinculante obliga a hacer fijo a todo trabajador que haya encadenado dos o más contratos temporales durante más de dos años en un período de 30 meses, en la misma empresa y en el mismo puesto.

Para incentivar la contratación indefinida de ciertas categorías de desempleados que encuentran más dificultades a acceder a un contrato fijo, la reforma propone bonificaciones en las cotizaciones sociales para las empresas y los trabajadores autónomos.

Estas oscilan entre 500 y 3.200 euros al año, dependiendo del colectivo contratado: mujeres, jóvenes de menos de treinta años, mayores de 45, discapacitados o personas con contratos de formación.

La vicepresidenta del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega habla de este plan extraordinario:

“Va a aumentar la estabilidad en el empleo frente a la precariedad, que saben que es uno de los elementos que estructuralmente tenemos que combatir, y lo va a hacer sin introducir rigideces, manteniendo la flexibilidad de nuestro mercado laboral.”

La reforma abarata el despido a través del contrato de fomento de empleo, que rebaja a 33 días por año de servicio la indemnización por despido improcedente, frente a los 45 actuales.