Última hora

Última hora

Discurso sobre el estado de la nación con tintes de ajuste de cuentas a EE.UU.

Leyendo ahora:

Discurso sobre el estado de la nación con tintes de ajuste de cuentas a EE.UU.

Tamaño de texto Aa Aa

Vladimir Putin ha utilizado su mensaje anual ante la Asamblea Federal como tribuna para defenderse de las recientes acusaciones estadounidenses de que Moscú recorta los derechos democráticos y se comporta como un matón con repúblicas vecinas.
. El número uno del Kremlin ha centrado su informe en la necesidad de mejorar la fuerza militar y económica del país para “hacer de contrapeso a la fortaleza norteamericana”.

Tras recordar que el presupuesto militar de Estados Unidos es casi 25 veces superior al de Rusia, afirmó: “Eso significa que nosotros también debemos edificar una casa sólida, segura, porque vemos qué pasa en el mundo”.

En una clara alusión a Estados Unidos, añadió “Como suele decirse, el compañero lobo sabe a quién se come, y se lo come sin hacer caso a nadie. “

Hablando de otro asunto sensible en las relaciones con Washington, Putin pidió que ningún país utilice las negociaciones de Rusia con vistas a su entrada en la Organización Mundial del Comercio como instrumento para imponer todo tipo de exigencias a Moscú.

El pasado marzo, Putin afirmó que Rusia había recibido una lista de condiciones suplementarias para sumarse al organismo internacional firmadas por Estados Unidos.

La crisis energética también ha tenido cabida en el discurso. En un tono conciliador, el presidente ruso ha presentado a su país, primer productor mundial de hidrocarburos, como un socio fiable y constructivo en el ámbito internacional: “Hay que desarrollar la producción moderna y nuestra potencia industrial. Nuestro objetivo es conquistar nuevos mercados sin olvidar nuestras propias necesidades y por supuesto, respetando los compromisos contraídos con nuestros socios tradicionales” La última parte de su discurso la dedicó a lo que calificó como el “problema más grave” de Rusia: la crisis demográfica. Putin anunció una serie de incentivos económicos a la maternidad y afirmó que recurrirá a la inmigración, especialmente a las minorías rusas asentadas en países de la antigua Unión Soviética.