Última hora

Última hora

El escándalo Clearstream salpica a Jacques Chirac que rechaza todas las acusaciones y muestra toda su confianza a Dominique de Villlepin.

Leyendo ahora:

El escándalo Clearstream salpica a Jacques Chirac que rechaza todas las acusaciones y muestra toda su confianza a Dominique de Villlepin.

Tamaño de texto Aa Aa
Jacques Chirac cierra filas entorno a su primer ministro, Dominique de Villepin en el escándalo Clearstream, del que él no ha salido indemne. Hoy un periódico satírico publica que el jefe del estado francés posee una millonaria cuenta secreta en Japón. Chirac denuncia “la dictadura del rumor” en la que vive Francia. “La República no es la dictadura del rumor y la calumnia, La República es la ley. La Justicia debe hacer todo su trabajo: establecer todos los hechos y hacer justicia. Y espero que lo haga de manera serena y lo más rápidamente posible” El periódico satírico ha revelado la identidad del posible confidente anónimo de una trama cuyo supuesto objetivo es perjudicar a políticos e industriales y en la Jaques Chirac y de Villepin han sido citados como presuntos instigadores. El eje de esta trama es, según el periódico, el vicepresidente de la empresa aeronáutica numero uno en Europa, EADS, Jean Louis Gergorin, que ha dimitido de sus funciones para preparar su defensa. Gergorin habría enviado de forma anónima a la justicia un listado falso con nombres de personalidades políticas y de la industria armamentística a las que se acusaba de haber recibido comisiones ilegales. Una de las víctimas políticas de esta manipulación es el ministro del Interior francés, Nicolás Sarkozy.